El uso de máquinas eléctricas limpias en reciclaje industrial

Los sectores industriales, mediante su actividad a menudo contaminante, suelen tener mala fama en cuanto al respecto del medio ambiente. Sin embargo, en ciertos sectores como el del reciclaje industrial, vemos que se ponen en marcha iniciativas más respetuosas a nivel ambiental. Si nos enfocamos precisamente en la maquinaria industrial utilizada en las plantas de reciclaje y clasificación de residuos, nos damos cuenta de que las alternativas ecológicas tienden a difundirse.

Notamos que la dependencia completa de las máquinas de manutención de estas plantas a las energías fosiles es cada vez más problemática. Así, a fin de reducir el consumo de combustible así que las emisiones contaminantes, los fabricantes de máquinas industriales buscan cada vez más alternativas.

MAQUINARIA LIMPIA PARA EL RECICLAJE

Existen varias máquinas utilizadas en el reciclaje industrial, las más conocidas siendo las excavadoras industriales (o de manutención). La empresa Fuchs (Terex) por ejemplo, ha desarrollado la excavadora versátil MHL820. Esta excavadora de reciclaje con accionamiento eléctrico, no emite ninguna contaminación y poca calor o emisiones sonoras. Entonces, esta excavadora limpia cumple con los requisitos de operaciones en interior y, por ende, contribuye a mejorar el proceso de reciclaje.

La excavadora de manutención 818M del fabricante alemán Sennebogen está equipada con un motor diesel que respeta las normas anticontaminación Tier IV final (reglamentación europea sobre los gases de escape). Numerosos sitios de reciclaje han elegido esta máquina. En efecto, dispone de una cabina ubicada a 2.70 m. del suelo, asegurando así una visión hasta 5.80 metros. Gracias a su ventilador de contra rotación, puede trabajar en condiciones extremas. Puede disponer de varias opciones según la actividad, por ejemplo brazos para la chatarra o una versión ULM para la clasificación de los residuos banales. Pueden disponer también de un gancho, un remolque, un electroimán o una cizalla.

Además, la empresa Sennebogen propone un motor 100% eléctrico. Esta tecnología (e-green) se adapta muy bien para trabajar en zonas confinadas y en zonas cero emisión, respetuosas del medio ambiente.

Utilizar una máquina eléctrica, particularmente dentro de los edificios, presenta ventajas para el operador y el medio ambiente. La ausencia de gases de escape permite sanear el clima interior. Además, una máquina eléctrica emite un ruido inferior a las máquinas animadas por un motor de combustión interna convencional, lo que contribuye al confort del operador. Así, las máquinas eléctricas pueden constituir una alternativa interesante a los equipos de manutención tradicionales respecto a la seguridad industrial y a la preservación del medio ambiente.

Las excavadoras de manutención eléctricas presentan también una ventaja financiera. En efecto, tomemos el ejemplo de la excavadora Terex Fuchs MHL 820. La versión clásica consume un promedio de 12 litros de diesel por hora y los costes de explotación son tantos más elevados. Sin embargo, con la versión eléctrica de esta excavadora, los costes de operación y explotación son casi inexistentes.

¿Cómo producir electricidad en las plantas ?

En las plantas de reciclaje, las máquinas de manutención pueden volverse autosuficientes. ¿Cómo ? Simplemente gracias a la producción de electricidad por las fábricas mismas. En efecto, la electricidad utilizada por estas máquinas se genera directamente en el almacén donde se clasifican los residuos.

¿Cómo se genera electricidad en las plantas de reciclaje ?

Para entender cómo se produce electricidad, hay que entender cómo se eliminan los residuos. Uno de los procesos más utilizados para eliminarlos es la valorización energética. En efecto, durante el proceso de incineración, la destrucción de los residuos genera calor y electricidad. Existen varios tipos de residuos: los residuos industriales (residuos de hidrocarburos, alquitranes, solventes..), agrícolas (paja de trigo, maíz, arroz…) y agro-industriales (que proceden de fábricas de azúcar o aceite).

¿ Cómo funciona una planta de incineración ?

Este tipo de planta abarca un horno y una cámara de postcombustión. En los hornos, los residuos se descomponen mediante la acción del calor (pirólisis) que produce gases combustibles. Estos gases son quemados a una temperatura de 800-900° en la cámara de postcombustión. Se puede recuperar dos fuentes de energía de este proceso: calor y energía eléctrica. Se recupera la energía a la salida del horno, en los humos, gracias a un intercambiador de calor en el cual circula el agua o vapor sobrecalentado.  Este vapor se dirige hacia una turbina que acciona un generador eléctrico. La electricidad producida se puede utilizar para la red eléctrica durante todo el año. Se necesitan aproximadamente entre 5 y 7 toneladas de residuos para obtener una tonelada de combustible.

Sin embargo, existe un proceso que permite producir ambas fuentes de energía (calor y electricidad): la cogeneración. Se utiliza el calor residual del vapor que sale de la turbina de producción de electricidad. La cogeneración genera así un rendimiento de 50% hasta 60%. Esta electricidad puede así ser reciclada y utilizada para alimentar las máquinas de manutención. Entonces, gracias al proceso de cogeneración y a la producción de electricidad interna, el coste de operación de las máquinas de manutención eléctricas es menor, la productividad es mayor y el ambiente laboral, el medio ambiente y la seguridad son preservadas.

 

Tomado de: http://gestoresderesiduos.org/noticias/el-uso-de-la-maquinas-electricas-limpias-en-el-reciclaje-industrial

Artículos Relacionados

Tratar los residuos en los países en desarrollo es la forma más económica de reducir emisiones de CO2

La gestión de los residuos en los países en desarrollo es la forma más barata que estos tienen para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y el tratamiento del agua puede hacer una “enorme contribución” para minimizar el cambio climático, según el director ejecutivo para África, Oriente Medio e India de Suez, Pierre Yves Pouliquen.

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *